Diario de Viaje: qué es y cómo hacerlo 🎒

Diario de Viaje: qué es y cómo hacerlo 🎒

📌 MI HISTORIA: CÓMO EMPECÉ  A HACER DIARIOS DE VIAJE

Cuando tenía 11 años, mi madre me sugirió hacer mi primer diario de viaje. Le pregunté el otro día qué fue lo que le llevó a hacerlo, y esta fue su respuesta: 

Entonces me di cuenta de que desde pequeña me ha encantado documentar todo, redactar lo que observaba y ponerlo bonito con dibujos y colores. Esto aplicaba a todo: mis horarios y carpetas, los apuntes del cole... Lo hacía por placer, no por sacar mejor nota ni para obtener halagos de nadie. Y mi madre, muy sabia ella, decidió que un diario podía ser un hobbie de verano estupendo (además yo no soportaba aburrirme) para crear un recuerdo de nuestros viajes familiares. 

Desde entonces, hasta hoy (2008-2022) he estado haciendo diarios casi cada verano. Decidí reservar esta actividad sólo para los viajes familiares que duraban más de una semana, aunque en realidad es algo que se puede hacer en cualquier tipo de viaje.  

Mis diarios han ido creciendo y evolucionando en estilo conmigo. Los primeros eran mucho más concisos, con muchos colorines, palabras resaltadas como en los libros de Gerónimo Stilton... y luego fueron transformándose, los textos empezaron a ser más largos y detallados y empecé a poner más fotos y pegatinas. ¡Aquí podéis ver varios de ellos!

 

🍄¿EN QUÉ  CONSISTE EXACTAMENTE UN DIARIO DE VIAJE?

Básicamente consiste en dedicar un ratito (generalmente, por la tarde/noche) cada día del viaje para escribir en una libreta lo que ha pasado durante el día, y adornarlo para que quede también bonito y visual. 

Como podéis imaginar, no tendría mucho sentido escribirlo en plan "lista de la compra" (ejemplo: nos levantamos, fuimos a la Fontana di Trevi y a unos parques, comimos y volvimos a casa a descansar. Fin.). Un diario es algo más personal, en el que conviene redactar las cosicas que vamos pensando, sintiendo, anécdotas graciosas que han ocurrido en el día, dónde hemos comido, los imprevistos que hicieron del viaje una aventura, lo bueno y lo malo. La vida no es una sucesión de acontecimientos, sino circunstancias que pasan a través de nosotros, dejando sus huellitas y recuerdos. 

Y con lo de "adornarlo para que quede bonito y visual" no me refiero necesariamente a hacer dibujos increíbles. Basta, por ejemplo, con pegar el ticket de esa pizzería donde cenasteis, el panfletito del museo que visitasteis o una flor que encontrasteis en el camino. Papelitos, tarjetas, objetos planos o recortes de revista... Todo aquello que pueda ser un apoyo visual y que al final darán a tu diario un toque mucho más profundo y sensorial que si sólo hay líneas de texto. ¿Entiendes por dónde voy? 

Puedes hacerlo solo/a o en compañía. Algunos los he hecho sola, aunque en mi infancia y adolescencia siempre los he hecho con mis hermanas pequeñas y mi prima (la mejor compañía de viaje!). Cada noche, antes o después de cenar, teníamos nuestro "ratito sagrado" y nos poníamos todas en una mesa o cama, a redactar juntas nuestros diarios. Toda mi vida voy a recordar estar con ellas, con todos los rotuladores esparcidos a nuestro alrededor, rememorando qué habíamos hecho exactamente durante el día y en qué orden, riéndonos de las anécdotas o de lo churretosa que nos había quedado la letra, pasándonos las tijeras y el pegamento o esperando a que la última terminase de escribir para apagar las luces. 


🪐 QUÉ  TE APORTARÁ  CREAR TU DIARIO

Evidentemente, lo que más te va a aportar hacer una actividad como esta es que vas a desarrollar muchísimo tu creatividad, tu poder de observación y notarás que tu mente está más ágil y fresca. Te digo más: no necesitas dibujar bien, no necesitas ninguna habilidad superespecial ni escribir de maravilla. Esta es una actividad creativa en la que no hay reglas; puedes hacerla como te dé la real gana, pues es un regalo que te haces POR Y PARA TI.

Pero hay algo especialmente mágico en el acto de escribir un Diario de Viaje: todas las experiencias que vives se te quedan grabadas con intensidad y detalle durante AÑOS. Supongo que escribir un diario hace que seas más consciente durante el día de todo lo que ves (pues luego te toca escribirlo), y al mismo tiempo, el mero hecho de escribir hace que se te quede en la memoria de forma profunda. 

Os prometo que recuerdo mil veces más detalles de los viajes que el resto de personas que me acompañaban, aunque ellos vivieron las mismas experiencias que yo.  En mi familia es casi una broma; cuando surge la duda sobre qué  compañía de ferry cogimos en tal viaje o en qué lugar comimos en tal ciudad... acuden a mí como si fuese una especie de archivo andante, jajaja. 

Por eso digo que escribir un diario es como darle a tu "yo del futuro" la oportunidad de revivir ese viaje todas las veces que desee. Al leerlo, años más tarde, viajas de nuevo con los 5 sentidos. 

 

🎨 MATERIALES QUE NECESITAS 

Esto es lo que, según mi experiencia, deberías meter en tu maleta para poder hacer un diario de viaje en condiciones:

  • Un cuaderno. Una libreta cualquiera servirá.. Sin embargo, para guiarte un poco te recomendaría que te comprases un cuaderno tamaño A5 (cuartilla), cuanto más gordito mejor, con páginas blancas/crudo. Mis favoritos, por cierto, son los que tienen fondo de puntitos, ya que me sirven para escribir recto pero resulta más diseñil que las líneas. El formato más cómodo es el de anillas o lomo cosido y de tapa dura. El grosor de las páginas recomendable es de 100g a 200g, especialmente si vas a usar en algún momento acuarela o rotuladores, para que no te traspase mucho. Si no sabes dónde hacerte con uno, mi básico imprescindible es el cuaderno Moleskine Art Collection, que tienen en varios colores (rojo, negro y azul marino) y que puedes encontrar en Amazon o Fnac sin volverte loca. Aparte me encanta que al final de la libreta tiene un bolsillito muy práctico para tener ahí recopiladas las fotos, pegatinas, tickets y postales que vayas a pegar más tarde.
  • Bolígrafo. Te recomiendo llevarte dos, para tener de recambio si el primero se te acaba (ya es mala suerte, pero me ha ocurrido). 
  • Rotuladores que no traspasen el papel o lápices de colores. Para escribir los títulos bonitos, resaltar frases relevantes o hacer dibujos. 
  • Pegamento de barra. ¡Esencial! Para poder pegar los tickets, fotos y demás. Mejor si no es muy blando, para que "guarree" lo menos posible.
  • Celo y/o washi tape
  • Fotos/recortes de revista. Me refiero a cosas que pegar en el diario para hacerlo más bonito y que vayan de acuerdo a la temática del viaje. Yo suelo llevar ya impresas algunas fotos de inspiración o de los sitios que voy a visitar (Pinterest es el mejor lugar para encontrar fotos bonitas), aunque otros años simplemente compramos mis primas y yo una revista tipo Telva/Elle para compartirla y recortarla! Es muy divertido. Piensa que en los números de verano estas revistas siempre vienen cargadas de textos sobre viajes, fotos de playas, ropa veraniega, comidas...Es un surtido fantástico de elementos visuales que colocar en tus páginas del diario.
  • Pegatinas (opcional). Yo las uso un montón, pues quedan súper llamativas para decorar las páginas y que el relato vaya acompañado de dibujos sin que tengas que gastar tiempo haciéndolos tú. Aquí puedes ver muchas pegatinas preciosas que podrían ayudarte a hacer un diario especial y muy artístico.
  • Postales (opcional). A veces las uso para pegarlas en el cuaderno o meterlas entre las páginas con algo escrito por detrás. Aquí puedes ver algunas tarjetas ilustradas que utilizar en tu diario.

Recuerda que, una vez allí, también irás consiguiendo material para pegar en la libreta: tickets de eventos, panfletos de lugares, tarjetas de visita de restaurantes, etc. ¡Tendrás que estar atento/a para que no se te pase cogerlos (o pedirlos) cuando visites los sitios! 

 

🔮 IDEAS DE APARTADOS EXTRA PARA TU DIARIO

Como te contaba, al principio hacía mis diarios de forma muy simple y escueta. Peeero con los años (deformación profesional, jajaja) he ido complicándolos y añadiendo algunos apartados extra para "rizar el rizo", sólo porque me gusta. Así que te cuento las páginas extra que suelo añadir, por si te apetece incluirlas en el tuyo:

  • ¿Qué llevo en mi maleta? En mi tienda tengo un bloc de 25 páginas de lista de equipaje que te servirá para muchos viajes. Yo suelo arrancar una de las páginas, rellenarla para hacer mi maleta y luego la pego en mi cuaderno. Además de resultar práctico luego queda bonito, de recuerdo. 

  • Frases épicas de nuestro viaje y playlist. Sin duda la chorrada más divertida que puedes añadir en tu diario. Todas esas frases graciosas y anécdotas que os han hecho reír en el viaje quedarán plasmadas para siempre y, créeme, te hará ilusión releerlas dentro de unos años. Piensa que, de otro modo, esos pequeños detalles caerían en el olvido... También puedes anotar las canciones que hicieron inolvidable vuestro viaje.

  • Qué es lo que más nos ha gustado del viaje y lo que menos. Este apartado suelo hacerlo en el trayecto de vuelta (es lo mejor que puedo hacer en el avión o tren aparte de dormir), y me sirve para hacer una review general del viaje y hacer balance de todas las experiencias que he vivido. Siento que si no hago algún apartado de este tipo, no termino de asumir que es el fin del viaje y siento que todo acaba de forma demasiado, no sé, "abrupta". 

  • Mapa de nuestro viaje, con la ruta marcada. Puedes conseguir el mapa en cualquier oficina turística de la ciudad que visites, o incluso tal vez haya guías y mapas de regalo en el Airbnb o casa rural en la que te alojes.
  • Mini photo álbum. Quizá la más compleja, pues se hace al final del viaje, ya de vuelta en casa. Se trata de dejar una página en blanco y, a posteriori, imprimir algunas fotos chulis del viaje en chiquitito y pegarlas ahí.

 

💌 TRES CONSEJOS PERSONALES PARA TU DIARIO

  1. Comprométete. Toda tarea creativa requiere un poco de constancia y esfuerzo. Y sí, habrá  algunos días en los que tengas la tentación de abandonar, porque te apetecerá  más tirarte en la cama a ver el móvil que recapitular el día. En ese momento, recuerda que esto no es un trabajo, es algo que haces para ti y que no te arrepentirás de haber hecho. El día que te ocurra, simplemente resume el día en unas breves líneas y escribe lo cansado que estabas. Mejor eso que dejar la hoja en blanco como si ese día no hubiera existido, ¿no?

  2. No omitas los pequeños placeres cotidianos. En tu cabeza pueden parecer "poco interesantes" o aburridos. Créeme, no es así. No vivimos en una película, lo cotidiano y rutinario también tiene su encanto. Apunta cuando preparaste los  bocadillos con tu madre, cuando te diste ese baño después de la playa o cuando tuvisteis que correr para coger un tren a tiempo. 



  3. Trata de hacer siempre tu diario en el mismo momento del día, el que mejor te venga (ej. siempre antes de dormir, o en la hora de la siesta, o siempre en los trayectos de tren), y asegúrate de que el resto de personas con las que viajas (familia/amigos) sepan que ese es tu momento del diario. ¿Por qué digo esto? Pues para evitar que tu labor creativa interfiera con los planes generales del grupo (imagina que te pones, muy oportunamente, a escribir el diario a la hora en la que toca arreglarse e irse... no mola) y para evitar que te interrumpan. Yo, como te decía, lo hacía después de cenar con mis hermanas y era maravilloso, pues no molestábamos a nadie, no había prisas y nadie nos molestaba a nosotras. 

 

🎪 NOTA DE CARI:

En el próximo post me encantaría enseñaros con detalle el Diario de Viaje que he hecho para mi última aventura de este verano. Gabri y yo fuimos a Escocia; alquilamos un coche y recorrimos el país durmiendo en diferentes Bed&Breakfast a lo largo del paraíso del tartán. Ha sido un viaje realmente especial, ya que fue el viaje de luna de miel que el año pasado no pudimos hacer (por las restricciones Covid).

Para hacer honor a la verdad, en un primer momento pensé no hacer diario y desconectar totalmente. Pero luego me dije a mí misma "Cari, precisamente por ser tan especial, deberías hacerlo. Para que puedas recordarlo siempre, y no sólo con fotos". Era prácticamente como crear un regalo lleno de inspiración para los dos. Mi lugar favorito en la Tierra, con mi persona favorita... ¡No podía dejar de documentar eso! 

Así que nada, ¡lo hice!, y le puse especial cariño. Tiene menos dibujos que otras ediciones, pero aún así está lleno de anécdotas, tickets, fotos, bocetos, panfletos y pegatinas, además de altas dosis de narrativa (siempre intento sintetizar cuando escribo para no hacerlo eterno, pero soy un caso perdido en esto, jajajaja). 

Os dejaré  aquí el link a la parte II cuando la tenga preparada, para que podáis cotillear e inspiraros :) 

Un montón de besos y nos vemos pronto!

No olvidéis contarme en comentarios (o por Instagram) qué os ha parecido, y compartid este post con otras personas para dejar su vida más bonita de lo que estaba! 

Cari

Regresar al blog

3 comentarios

¡Me ha chiflado este artículo Cari! Yo también hago diarios de viaje, no tan currados como tú, ¡pero se intenta!. En mi caso, fue mi abuela la que me lo propuso cuando nos fuimos a vivir al extranjero, y desde entonces tengo libretas que uso como una especie de diario de los acontecimientos más especiales: viajecitos cortos, excursiones, visitas o incluso de algún día memorable. Y al igual que te pasa a ti, es como la enciclopedia de los viajes y es a dónde consulto para buscar cómo se llamaba tal restaurante o aquel parque en nosedonde 😂. Es verdad que en algún viaje más largo me hice con alguna libretilla pintoresca en donde escribí sobre los viajes, y te voy a copiar la idea de los cuadernos de páginas gorditas para acuarelas, que llevo tiempo queriendo hacer un cuaderno ilustrado.
Me encanta el mimo que le pones y cómo los decoras, espero seguir viendo alguno por el perfil 😜🤗

Cris Revuelta

Yo empecé a hacer diarios de viaje porque mis primas mayores los hacían y les quedaban chulísimos. Conservo diarios de viaje de cuando era pequeña, en los cuales la letra y la narrativa dan bastante pena, pero son un recuerdo irremplazable y muy valioso. Como dice Cari, lo más importante es escribir en el diario pensamientos e ideas que tuviste en el viaje, porque lo divertido también es, al releerlo años después, ver como cambia tu forma de pensar. Me encanta al escribirlo siempre nos lo pasamos muy bien recordando momentos graciosos del día y oye es un buen ejercicio para trabajar la memoria.

Tere

Posiblemente el post que más me ha gustado💙 es tan especial!!!!! Creo que nosotras empezamos a hacerlo solo por ver la ilusión que le ponías tú, y lo bonitos que te quedaban (nos dabas envidia a todas!!😂). Soy un ejemplo de “la del grupo que no dibuja bien”, y he descubierto que oye, cada uno tiene su estilo, y puede quedar igual de bonito echándole imaginación y haciéndolo cada uno a su estilo!! 😍. Definitivamente esos diarios son oro y merece totalmente la pena invertir un ratito (incluso haciéndolos en compañía salen anécdotas de lo más graciosas 😂), experimentar y guardar los recuerdos para siempre😊😊

Tuty Espinosa

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

  • "The world is full of magic things,
    patiently waiting for our senses to grow sharper"
    - W. B. Yeats